ENVIOS GRATIS EN COMPRAS MAYORES A $499

Comidas para hacer en casa: 5 platillos prácticos y sencillos

Comidas para hacer en casa: 5 platillos prácticos y sencillos

Encontrar recetas que tengan un balance entre saludable, delicioso y rápido puede ser complicado, pero ¡no imposible! Gracias al Internet, tenemos a nuestro alcance diversas recetas que se adaptan a nuestro estilo de vida y necesidades nutricionales.

Si quieres conocer más, te invitamos a seguir leyendo y descubrir comidas para hacer en casa: 5 platillos prácticos y sencillos para tu estilo de vida.

¿Cómo sé si es nutritivo?

Fíjate en los ingredientes de tu receta, ¿contiene grasas, proteínas y carbohidratos? Si la respuesta es sí, entonces tu platillo está cumpliendo con su objetivo, que es nutrirte y brindarte energía, pues contiene los macronutrientes necesarios para ti.

Macronutrientes: ¿qué son?

Los macronutrientes son los 3 principales grupos de nutrientes que tu cuerpo requiere para realizar sus funciones vitales de forma correcta, estos son: grasas, proteínas y carbohidratos.

Los carbohidratos son los encargados de brindarte energía para que puedas realizar tus actividades diarias y darte ese empuje que necesitas para tus entrenamientos.

Encuentra carbohidratos en estos alimentos:

  • frutas;
  • verduras;
  • legumbres;
  • cereales y granos;
  • papas;
  • productos integrales.

Las proteínas son nutrientes que requieres para que tus músculos se desarrollen y se regenere el tejido muscular.

Encuentra proteínas en estos alimentos:

  • carnes rojas;
  • pescados;
  • lácteos;
  • huevos;
  • legumbres;
  • nueces y frutos secos;
  • alimentos de soya.

¿Sabías que puedes obtener hasta 13 gramos de proteínas de 1 huevo cocido?

Las grasas son los nutrientes que consumimos para que nuestro cuerpo pueda regular su metabolismo, y puedes encontrarlas de forma sólida o líquida en los siguientes alimentos:

  • mantequilla;
  • mantequilla de coco;
  • lácteos;
  • aceites vegetales;
  • nueces.

Ahora que ya sabes qué son los macronutrientes y algunos alimentos que conforman estos grupos, podemos pasar a las recetas.

Seleccionamos algunas recetas de comidas para hacer en casa que no llevan más de 20 minutos en su preparación, son deliciosas y sencillas.

Pasta con queso y tomate

La pasta en la cantidad justa es nutritiva y además de deliciosa aportará carbohidratos a tu dieta.

Preparación:

Coloca en una olla una taza de agua, una pizca de sal, un diente de ajo en trocitos pequeños (opcional) y deja que hierva, una vez que esté en su punto de ebullición, vierte 100 gramos de pasta corta o macarrón y déjala cocer por 12 minutos, retira del fuego.

Toma un sartén, vierte una cucharada de aceite vegetal, agrega albahaca fresca, dos tomates en trozos, ralla un poco de queso mozarella o queso de cabra, y mezcla todo a fuego lento por unos tres minutos.

Una vez que empiece a espesar, añade la pasta previamente colada, mezcla unas veces más hasta integrar los ingredientes durante tres a 5 minutos.

¡Eso es todo! Sirve este delicioso platillo y decora con hojas de albahaca fresca si prefieres un toque extra de sabor.

Ensalada de huevo cocido y atún

Esta receta está llena de proteínas, es sencilla y rica, para que puedas ahorrar tiempo, realiza varios procedimientos a la vez.

Preparación:

Corta dos papas medianas en láminas, entre más delgadas estén, será mejor, colócalas en un estuche apto para microondas junto con una lata de chícharos previamente drenados y ponlos a cocer durante 10 a 12 minutos.

Mientras esto sucede, coloca en una olla pequeña con agua dos huevos y déjalos cocer a fuego medio por unos minutos. Toma un recipiente y añade una cucharada de aceite vegetal de tu elección, una pizca de sal, una pizca de pimienta en polvo, el jugo de un limón y atún al natural desmenuzado o atún fresco en trozos pequeños y mezcla.

Para entonces, las papas y los chícharos que colocaste en el horno ya deben estar cocidas, añádelas al recipiente con el resto de los ingredientes y mezcla. Con mucha precaución retira los huevos ya cocidos, colócalos bajo el chorro de agua fría por unos segundos, quítales la cáscara, córtalos en rebanadas.

Sirve la ensalada sobre hojas de lechuga fresca si quieres un toque fresco, agrega las rebanadas de huevo y ¡disfruta!

Omelette relleno de jamón y pimientos 

Esta es una comida para hacer en casa que es sencilla y está llena de sabor, veamos su preparación.

Preparación:

Toma un pimiento verde, uno rojo y uno amarillo, lávalos bien, retira las semillas y córtalos en tiras, saltéalos por unos minutos en un sartén con poco aceite. Mezcla en un recipiente dos piezas de huevo hasta que la clara y la yema se integren, agrega una pizca de sal, una pizca de pimienta y hojas de albahaca fresca.

En un sartén a fuego medio, coloca una cucharada de aceite vegetal, deja que el aceite caliente y vierte la mezcla de huevo, mueve el sartén de modo que la mezcla lo cubra en su totalidad y quede como una capa fina.

Añade una rebanada de jamón de tu preferencia, los pimientos salteados, queso si es de tu agrado y enrolla tu tortilla de huevo y ¡listo! Ya tienes tu omelette saludable y delicioso.

Sirve en un plato acompañado de verduras frescas como brócoli, tomate fresco en trozos u otro brote de tu elección si quieres que este platillo esté aún más balanceado.

Ensalada de aguacate, huevo, queso y tomate 

Preparación:

Esta receta es una de las comidas para hacer en casa preferidas por su sencillez, consiste en colocar en un plato, tomates en rodajas, queso mozarella fresco en rebanadas, rodajas de aguacate y dos huevos cocidos también en rodajas.

Sazona con aceite vegetal, sal y pimienta en polvo al gusto, decora con albahaca fresca, acompaña este plato con hojas de lechuga fresca y algunos brotes tiernos.

Garbanzos con espinacas y huevo

Esta receta es sencilla y nutritiva, para maximizar el tiempo, realiza diversos procedimientos al mismo tiempo.

Preparación:

Coloca en una olla con agua hirviendo media taza de garbanzos previamente enjuagados, una pizca de sal y deja cocer por 12 minutos a fuego medio.

En un sartén, vierte una cucharada de aceite vegetal y añade media taza de clara de huevo pasteurizada y mezcla hasta que empiece a cocer. Agrega entonces dos tazas de espinacas frescas y mezcla a fuego bajo.

Retira del fuego los garbanzos, ponlos en un recipiente y añade las espinacas y las claras de huevo, añade una pizca de sal, una pizca de pimienta negra molida, una cucharada de aceite vegetal, cebolla morada cortada finamente, algunos frutos secos como nueces o almendras y mezcla.

Sirve en un plato acompañado de hojas de lechuga fresca y ¡disfruta!

Estas son solo algunas de las comidas para hacer en casa que puedes preparar de forma rápida y además son deliciosas y nutritivas. ¿Te gustaron? Si fue así, ¡déjanos un comentario!

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados son obligatorios *

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados