ENVIOS GRATIS EN COMPRAS MAYORES A $499

¡Aprende a hacer ejercicios con mancuernas!

¡Aprende a hacer ejercicios con mancuernas!

Existen múltiples dispositivos a incluir en nuestros entrenamientos que contribuyen con el desarrollo muscular que tanto deseamos. ¿Quieres agregarles versatilidad a tus rutinas? De ser así, necesitas hacer ejercicios con mancuernas; en este post te explicamos el porqué.

Por su forma, podemos usar estas herramientas para entrenar la mayoría de los grupos musculares, ya sean hombros, espalda, bíceps, tríceps y/o piernas.

Estoy seguro de que habrás escuchado hablar o inclusive, has entrenado con ellas. No obstante, te venimos a detallar qué son, sus beneficios y, para finalizar, concluiremos si conviene o no hacer ejercicios con estos aparatos.

Si quieres lograr o mantener un cuerpo musculoso, te recomendamos la lectura. ¡Sigamos!

Mancuernas: ¿qué son?

¡Seguramente ya lo sabes! Aun así, vamos con una definición concreta: son aparatos formados por una barra de metal con uno o varios elementos pesados en cada extremo; son utilizadas para hacer ejercicios musculares.

Un poco específico, pero no necesitamos más. Sin embargo, ¿sabías que existen varias clases?

Tipos de mancuernas

A continuación, descubrirás cuáles tipos de mancuernas existen:

1. De peso fijo

Son mancuernas que vienen con un peso fijado, no alterable. Hay desde pesos muy livianos hasta bastante pesados. Su principal ventaja es que son mucho más prácticas a la hora de hacer ejercicios con mancuernas, no vamos a tener que ajustarlas cada vez que las utilicemos; únicamente tomamos con la que nos sintamos cómodos.

2. Ajustables

Como te podrás imaginar, son todo lo contrario a las anteriores. Estas son pesas adaptables, podemos aumentar o reducir el peso añadiendo discos en cada extremo.

Su funcionamiento es similar al de las barras olímpicas. Son excelentes si, por ejemplo, no tienes mucho espacio para colocar una gran estructura con muchas mancuernas, tan solo debes adquirir los discos que generalmente van de 2,5 kg hasta 40 kg.

Materiales de las mancuernas

Cuando vayas a comprar, te darás cuenta están hechas de varios materiales, lo cual, es fundamental a la hora de elegir debido a que cada una tiene características distintas con beneficios diferentes. Descúbrelo:

I. Caucho y vinilo

Este tipo se caracteriza por tener un revestimiento de caucho o vinilo que comúnmente son de colores, de esta forma, se identificará fácilmente cuál es el peso. Esto varía en función de la marca y el modelo.

Algunos puntos positivos son:

  • ambiente más estético y coloreado, dándole vistosidad a tu hogar o gimnasio;
  • debido a su cobertura, son menos propensas a romper el suelo al momento de caer, debido a que el caucho tiene la capacidad de absorber el impacto.
  • facilitan el agarre.

¡Son muy buenas y hacen poco ruido!

II. Metal

Comúnmente son de negro o plateado entero, también pueden venir con el mango de metal y los extremos —donde va el peso— sea de color negro.

Son identificadas por la cantidad de libras o kilogramos en sus lados laterales. Estos son algunos de sus beneficios:

  • tienen un excelente agarre, aunque tengas las manos sudadas;
  • puedes probar con diversos agarres y varias clases de entrenamiento debido a que vienen en presentaciones de mayor peso respecto a las de caucho.

No se trata de cuál es mejor, sino de la que más te convenga; al fin y al cabo, ambos son excelentes para realizar ejercicios con mancuernas.

Ejercicios con mancuernas: ¿conviene usarlas?

Las mancuernas son unas herramientas fantásticas para mantenernos ejercitados y llevar una vida saludable, después de todo, su uso es muy versátil. Podemos planificar todo tipo de rutina, ya sea para aumentar la fuerza, masa muscular, flexibilidad, bajar de peso, tonificación, etcétera.

A continuación, enlistaremos 5 beneficios de hacer ejercicios con mancuernas:

1. Huesos saludables

No solo la masa muscular sale favorecida del entrenamiento; también incrementa la densidad ósea, contribuyendo en el fortalecimiento de los huesos.

2. Reduce el riesgo de sufrir lesiones

Al disminuir la fuerza en los huesos, las articulaciones y tejidos conectivos, también reduce las probabilidades de sufrir lesiones. Los tendones, ligamentos y articulaciones fuertes son fundamentales para prever el dolor de la osteoporosis y, a su vez, mejora nuestro rendimiento deportivo.

3. Más fuerza

¿Tu objetivo es ganar más fuerza? Entonces los ejercicios con mancuernas es el tipo de entrenamiento por excelencia para hacerlo realidad.

Potenciar la fuerza de nuestros músculos tiene múltiples beneficios:

  • el desarrollo de músculos y su fuerza, permite que los órganos internos se mantengan en sus posiciones correctas, optimizando su funcionamiento;
  • los músculos que ayudan a mantener una posición erguida se tonificarán, por ende, mejoraremos nuestra postura;
  • mejoramos nuestra apariencia física, tonificando nuestro cuerpo.

Y, por último, seremos mucho más fuertes para resistir entrenamientos más intensos y con mayor energía para culminar nuestro día laboral sin problemas.

4. Reduce el estrés

Todo ejercicio físico contribuye en la reducción de los niveles de estrés, por ende, los ejercicios con mancuernas son parte de ello. Son ideales para liberar las tensiones antes o después de un día laboral, relajándonos luego de una beneficiosa sesión de entreno.

Esta modalidad de ejercitarse favorece a nuestro cuerpo aumentando la producción de norepinefrina —noradrenalina—, el cual es un neurotransmisor que modera la respuesta del cerebro ante situaciones de estrés.

Aunado a ello, baja los niveles de cortisol; hormona encargada de regular y movilizar la energía en momentos de estrés.

5. ¡Vivirás más y mejor!

¡Entrenar es sinónimo de salud! Los ejercicios con mancuernas ayudan al desarrollo de masa muscular, lo que nos ayuda a mantenernos firmes, aunque pasen los años.

La fuerza y resistencia es imprescindible cuando llegamos a edades avanzadas, ayudando a ralentizar el proceso de envejecimiento muscular y evitando accidentes por falta de energía.

Por este motivo, alarga la esperanza de vida de las personas.

¡Para finalizar!

Ante todo lo expresado en este post, podemos llegar a la conclusión que, si conviene hacer ejercicios con las mancuernas, debido a la multiplicidad de opciones para ejercitarnos que tenemos a mano.

A pesar de ello, hay que vigilar siempre el peso y evitar sobreexigirnos. ¡Vamos a nuestro ritmo!

¿Ya quieres tener tus mancuernas? Acláranos en los comentarios qué ejercicio quieres hacer. ¡Te esperamos!

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados son obligatorios *

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados