ENVIOS GRATIS EN COMPRAS MAYORES A $499

Mindfulness: mejora tu estilo de vida

Mindfulness: mejora tu estilo de vida

¿Sabías que es posible calmar tu mente de las preocupaciones con solo unos cuantos ejercicios y sin gastar un peso? ¡Continúa leyendo porque te contaremos qué es esto del mindfulness y cómo puedes aprovechar todos sus beneficios. 

A todos nos ha pasado que nos encontramos dándole vueltas a un asunto que queremos resolver y hasta cierto punto esto puede ser útil para hallar soluciones; pero ¿qué pasa cuando no paramos de pensar y se convierte en un tormento para nuestra mente? Veamos por qué sucede esto y qué podemos hacer para lograr un estado de calma.

¡Sigue leyendo!

¿Qué es el mindfulness?

Este término en español se traduce como “atención plena” y es la capacidad que tenemos de vivir en el momento presente. Te preguntarás, ¿acaso no vivimos todos en este momento?

Resulta que el mundo tiene tantas distracciones que es muy fácil enfrascarse durante horas e incluso días, pensando en eventos pasados o en lo que podría suceder en el futuro. Esta acción, tan simple como parece, nos puede alejar del momento que estamos viviendo y en consecuencia privarnos de fluir con la vida y disfrutar de la felicidad.

Mindfulness o atención plena, ha sido investigada y practicada por científicos y médicos de la rama de la psicología durante varias décadas, por lo cual no es una religión ni una práctica espiritual en sí. Más bien, se trata de la capacidad de estar atentos al momento presente.

Lo anterior quiere decir que, cuando nuestra mente comienza a divagar lo cual es totalmente normal—, tengamos las herramientas y el entrenamiento suficiente para guiar nuestros pensamientos de vuelta a lo que está pasando aquí y ahora. 

El modo de resolución de problemas, ¿resuelve algo?

Como seres humanos tenemos la capacidad de encontrar soluciones para sobrevivir y enfrentar las situaciones de tensión.

Por ejemplo, si te levantas un lunes para ir a trabajar y te das cuenta de que tu coche no funciona, inmediatamente comienzas a pensar en tus opciones disponibles: tomas el autobús, llamas a tu jefe para avisar que te demoras o bien, tomas un taxi. 

Allí, tu mente ha entrado en el modo de resolución de problemas, lo cual es sumamente útil, siempre y cuando sea solo para hallar una solución a lo que tienes enfrente. 

Sin embargo, también puede suceder que al descubrir que tu coche no funciona, los pensamientos que se pueden venir a tu mente pueden ser algo como: 

  • de todas formas, si tomo el autobús voy a llegar tarde; 
  • las personas en mi trabajo no me tomarán en serio por mis retrasos; 
  • creerán que solo es una excusa para justificar que soy perezoso; 
  • no me darán ese ascenso que quería pedir; 
  • si tomo un taxi estaré gastando dinero que no tenía contemplado.

En este caso, al quedarte atrapado en una espiral de pensamientos negativos, el modo de resolución de problemas termina por ser inútil, terminas exhausto y con un bajón de autoestima. 

Este sencillo ejemplo nos muestra que podemos elegir un modo mental más beneficioso en lugar de pelearnos con nuestros pensamientos y emociones dolorosas. Y precisamente de esto se trata la práctica del mindfulness llevada a nuestra vida cotidiana.  

La aceptación del momento

A lo largo de nuestras vidas experimentamos situaciones agradables y otras no tanto… El Mindfulness no pretende liberarte de las situaciones desagradables, las cuales son inevitables.

Lo que puedes lograr con un estado de atención plena, es ahorrarte al menos gran parte del sufrimiento que viene de intentar eliminar aquello que no nos gusta. Cuando aceptamos el momento significa que no juzgamos lo que sucede afuera, ni tampoco nuestros pensamientos.

¿Te has dado cuenta de la costumbre que tenemos de analizar y etiquetar todo lo que pasa por nuestra vista, oídos o nuestra mente? 

Para hacer más cercana la práctica de la aceptación del momento, estos son algunos tips que recomiendan los expertos. Puedes realizarlos al dar un paseo o simplemente en tu casa u oficina, en un momento en que ningún conflicto te apure: 

  • elige algo concreto para centrar tu atención por unos dos minutos; 
  • observa los sonidos de manera curiosa, aunque algunos te resulten desagradables; 
  • trata de no analizarlos, solo escucha; 
  • identifica los sonidos que están por delante de ti; 
  • luego percibe los que están por detrás, a la derecha y a la izquierda; 
  • de igual forma no etiquetes los sonidos;
  • y evita juzgarte acerca de lo bien que lo estás haciendo. 

Beneficios del mindfulness

Como ya lo hemos mencionado, el mindfulness no pretende borrar las emociones o pensamientos negativos, sino invitarlos a pasar a tu mente y así mismo dejarlos ir, sin que definan tus reacciones

Cuando te acostumbras a esta práctica y la incorporas a tus hábitos diarios, puedes traer un gran bienestar a tu vida en aspectos como: 

Ayudar a controlar el estrés y la ansiedad

Estar en un estado de atención plena puede reducir los niveles de cortisol, la hormona que se libera cuando estamos estresados, es decir, cuando la mente advierte un estado de peligro. Al aportar calma, el mindfulness ayuda a reducir los efectos secundarios para la salud de un exceso de cortisol —la hormona del estrés— en el cuerpo.

Combate el insomnio

Al ayudarnos a ser más compasivos con nuestras emociones y comportamientos a lo largo del día, la práctica regular del mindfulness puede llevarnos a un descanso apacible en las noches, pues el modo de resolución de problemas disminuye su actividad cuando nos disponemos a dormir. 

Aumenta tu capacidad de concentración 

Cuando nos enfocamos día tras día en mantener la atención plena, logramos controlar de forma voluntaria muchos de los procesos mentales. De esta manera el aprendizaje y el nivel de atención pueden verse beneficiados. 

Mejora la inteligencia emocional

Como ya lo has notado, el mindfulness se basa en la empatía con nuestras propias emociones, sean estas positivas o no para nosotros. Así mismo, cuando eres comprensivo contigo mismo, te resultará más fácil serlo con los demás, lo que puede ayudarte a largo plazo a mejorar las relaciones interpersonales

¿Qué te ha parecido esta información sobre la práctica del mindfulness? ¡Comienza a incorporarlo en tu vida y cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

Dejar un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados son obligatorios *

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados